martes, 8 de junio de 2010

mi primer acercamiento

Lo único que sabía de ti eran especulaciones, llegó el momento en donde ya no era posible seguir imaginado sí tu existencia era real. No puedo negar las mariposas en mi estomago a cinco minutos de saber si era afirmativa o negativa la respuesta. Por momentos la desesperación se apoderó de mí, pintándome una gran sonrisa que no podía desdibujar.
Entonces fue cuando llegaste en forma de un objeto sobre las manos de quien te poseerá por algunos meses. Unas pequeñas bromas rompieron el tempano de hielo que se dejaba ver en esos instantes. La respuesta, como en ninguna otra vez me había pasado, no suscito más preguntas. Se había llegado a la consecuencia de unos rounds vespertinos.
Quisiera explicarte el mundo, para que cuando llegues este todo como te lo he querido platicar, pero prefiero a que lo descubras por ti. Es más quisiera aprender de ti, de cómo aprehendes el mundo sin problema alguno de creación.
No dejó de pensar en ti, no dejo de imaginarte en mis brazos. No quisiera obligarte a entrar en situaciones en las que te sientas comprometida, pero creo que sirve un ni modo, puesto que tú aunque no lo quieras vas a necesitar de mis apapachos y de mis brazos.

1 comentario:

Jacqueline dijo...

A pesar de que lo único que sabíamos estaba basado en la mera especulación como dices, hoy sé que es verdad, que nos multiplicamos, y que ahora lo más importante es que su pequeño mundo en que habitará por unos meses, sea el mejor y el más cómodo, en donde empiece a conocer que es la seguridad y el amor, sé que no me escucha ahora, pero de todos modos platico con ese ser que pronto escuchará a papá decir sus chistes y sus debrayes "filosóficos". Ya tengo tantas ganas de poder verl@ crecer, pero por ahora sólo nos queda aprender a esperar y pedirle a Quien nos lo mandó que lo cuide, que me cuide, y que cuide con quien comparto ahora esta felicidad en medio de la adversidad.. a mi compañero, los amo!