jueves, 17 de diciembre de 2009

Notas de fin de año

Hola a aquellos navegantes que se topen con este blog espero de antemano que en estos tiempos finales de este año que está a punto de decir adiós a través de las hojitas que se acaban en el calendario les vaya bien para el próximo y que este año les haya dejado cosas buenas y malas para recordar y para aprender.

Llegadas estas fechas mucha gente habla de que se va a cenar, hacia donde se van a dirigir para disfrutar las vacaciones o a quien van a ir a visitar y muchas cosas de ese estilo. A lo que los invito es hacer una pequeña reflexión acerca de lo que se ha logrado construir o derrumbar en este año para bien de sí mismo. Y darles una oportunidad a esos amigos o personas que nos han acompañado para apoyarnos o hacernos daño.

El fin de la reflexión radica, creo yo, en sabernos deño de nuestro entorno en el sentido de saber manejar las situaciones que nos atrapa cada vez que saltamos al mundo. Más allá de planear lo que podríamos querer hacer para el próximo year esta la tarea de como ordenar nuestro pasado inmediato que resulta como nuestra experiencia. Que es la experiencia sino el cúmulo de situaciones que nos respalda con buenos o malos resultados. Y que nos sirve para poder lidiar en las situaciones presentes y venideras.

Ordenar el pasado no es tarea fácil más cuando se trata de huir de situaciones que nos dejan marcados de fea forma, pero ¡animo¡ las cicatrices nos recuerdan que estamos vivos. O al menos es una bonita forma de recordarlo no lo creen? Hace unos meses leía un libro de Gibrán titulado "lagrimas y sonrisas" en el cuál decía que la vida estaba constituida con lagrimas y sonrisas y que estas sólo resultan como una especie de modos en la que se manifiesta la susodicha vida. En el llorar y sonreír no se agota la vida, sino que la vida está más allá de esto, hay algo tan hermoso que se muestra que es imposible verlo si sólo nos quedamos en estos dos modos.

De manera personal recomiendo esta lectura, no por querer hacer una especie de doctrina o algo por el estilo sino porque te deja un buen sabor de boca al ponerte a pensar ciertas cosas que pensamos que las teníamos arregladas. Empezando por hoy estoy tratando de reordenar mi pasado o más bien el año que esta por terminar, pues no es por nada pero la memoria de mi infancia y de mi adolescencia las tengo bien presentes y lucho contra ellas puesto que ahora que soy adulto por mi mayoría de edad supone ser una persona "madura" que sabe hacerse de buen juicio. Aja! no para nada, creo que de repente soy un niñote caprichoso pero qué más da.

Me he propuesto hacer cosas para el próximo año que considero necesarias para mi vida, la cual también afecta a las personas que me rodean y que me importan como por ejemplo: 1.- Llegar vivo para el próximo año, 2.- terminar mi tesis, si es que me decido entrar a la maestría, 3.- escribir una especie de guión para un programa televisivo o esa es la pretensión de sacar un programa, 4.- Escribir algo a las mujeres que han estado en mi vida y que me han cambiado sustancialmente, una especie de agradecimiento puesto que en mi relación presente me han hecho un hombre libre de prejuicios que me ha dejado disfrutar mi relación al máximo, 5.-saldar las deudas con el blog, le debo un escrito a mi padre y a mi madre por separado y quizá le escriba algo a mis hermanos, y 6.-continuar con mi chica, jeje

Lo demás que se venga dando. Despido esta nota o lo que sea deseándoles felices fiestas.